lunes, 15 de abril de 2013

Tiempo de Espera






Ahora mismo quizá estas en una época de ansiedad, de espera, y tu vida  parece estancada, que no avanzas y que cuando oras por tu  familia no ves ningún fruto. Bueno, déjame decirte que así comienza la espera. Dios es silencioso, no de una manera que parece que te está ignorando, en lugar de eso, te está permitiendo crecer y desarrollar la confianza, la profundidad, sensibilidad y carácter. Es muy difícil y sé que  te esfuerzas y parece que algunos días te desanimas a seguir, y miras que todo el mundo a tu alrededor está prosperando mientras tu vida espiritual parece muerta. Y te preguntas, acaso he ofendió a Dios? Quizá estoy orando por algo que no debería orar!? Has orado y buscado su rostro y sin embargo, todavía no tienes respuesta.
Pero, ¿sabes qué? Puede que te desanimes, pero no permanezcas desanimada, sigue buscando su rostro, su Palabra, su respuesta y permanece fiel en este tiempo de quietud. ¿Por qué? Porque piensa en lo mucho que te ha ayudado y hasta donde te ha traído y no te ha dejado sola.

Una vez que esta espera haya terminado, su promesa  avanzara como el sol en un día nublado y se hará la luz. Se dará paso a una nueva vida, a una nueva misericordia de Dios!

Pablo nos dice que nuestros problemas son ligeros y momentáneos y de hecho produce en nosotros una gloria eterna que supera a todo. ¿No es esto lo suficientemente alentador para seguir orando por nuestra respuesta!?

Recuerda: Isaías 55:8. Porque mis pensamientos no son vuestros pensamientos, ni vuestros caminos mis caminos, dijo Jehová.

Por lo tanto,  nunca nos demos por vencidos. Aunque nuestros cuerpos estén muriendo, nuestros espíritus se van renovando día con día. Para Dios nuestros problemas actuales son pequeños y no van a durar mucho tiempo. Sin embargo, ellos producen para nosotros una gloria que sobrepasa ampliamente y durará para siempre! Así que no nos fijamos en los problemas que podemos ver ahora, sino que fijamos nuestra mirada en las cosas que no se pueden ver. Porque las cosas que vemos ahora pronto se habrán ido, pero las cosas que no podemos ver durarán para siempre.


2 Corintios 4:16-18

¿Va a seguir presionada por los problemas? Búscalo y espera en Dios, que cuando el permanece en silencio es que está trabajando a tu favor!!  Permitamos  que Dios obre en nuestras vidas!!